viernes, 12 de julio de 2013

Leche de almendra con limón y canela, la receta del verano no podía ser otra....

La leche merengada me recuerda al verano, a la infancia y a los largos días donde el sol casi ni se escondía por las noches.....



En homenaje a esos buenos y felices momentos de verano que todos hemos vivido he querido revisitar esta bebida haciéndola apta para veganos. La almendra es considerada un fruto seco muy rico en aceites grasos naturalmente presentes, de fácil digestión, apta incluso para los niños.

Aquí os paso la receta:

INGREDIENTES

  • 300 gr de almendra natural sin tostar y a poder ser sin piel (si la ponéis con piel habrá que pelarla)
  • 1 litro y medio de agua
  • 1 pellizquito de sal
  • La piel de un limón
  • Una ramita de canela
  • Sirope de arroz o de ágave al gusto para endulzar

ELABORACIÓN
  • Si las almendras que vais a utilizar son con piel, poner en un cazo un poco de agua y hervirlas durante 10 minutos. De esta manera la piel saldrá mucho más fácil.
  • Triturar las almendras con el litro y medio de agua (no el agua que hayáis usado para hervirlas porque se os quedará muy oscura la leche)
  • Colar hasta la última gota y a fuego medio llevar a ebullición (el fuego es importante que no esté muy fuerte), junto con la piel del limón y la canela. La almendra la podéis gastar para un bizcocho, para rebozados o incluso para hacer una crema de almendras.
  • Cuando haga el primer hervor, retirar del fuego hasta que baje y repetir el proceso hasta tres veces, esto hace que la leche dure un poco más de tiempo en la nevera.
  • Volver a colar y dejar enfriar antes de meterla en la nevera.
  • Servir muy fría y edulcorar en el momento de servir para evitar que se haga poso en la botella donde la guardéis.



Qué disfrutéis mucho del verano!!!!